Janzu

Arte Terapéutico
de Meditación en Agua

logojanzublanco.png

BENEFICIOS

gotablanca.png

Janzu es una experiencia que aporta bienestar a todos nuestros cuerpos: físico, emocional - mental y espiritual. Los beneficios de una sola sesión se perciben en todo nuestro ser; un tratamiento completo induce cambios profundos en nuestra manera de estar en el mundo, tocando niveles de relajación y entrega de los que no nos sabíamos capaces.

CUERPO

MENTE

ESP´IRITU

Alivia estrés, tensión nerviosa y fatiga, disminuyendo dolores crónicos.

Libera progresivamente la rigidez del sistema músculo-esquelético, aumentando el rango de flexibilidad y movilidad en todo el organismo.

Genera mayor conciencia respiratoria, con el consiguiente aumento en el nivel energético del organismo.

Libera bloqueos energéticos, activa el sistema inmunológico.

Crea espacio entre las vértebras; ayuda en casos de escoliosis.

Entrena al cuerpo a relajar el sistema nervioso, por lo que mejora la calidad del sueño y auxilia en casos de insomnio.

Produce endorfinas, generando la sensación de estar “en casa” dentro de nuestro propio cuerpo.

Auxilia en casos de artritis y fibromialgia

Durante el embarazo, libera la carga que soporta la zona lumbar, aliviando el dolor de espalda.

Modifica el patrón de ondas cerebrales de Beta a Alpha, lo cual favorece un estado de relajación profunda, la aparición de recuerdos inconscientes y la liberación de emociones reprimidas.

Ayuda a soltar el condicionamiento al control, lo cual libera ciertas formas rígidas de ser.

Reemplaza patrones de miedo, restableciendo la confianza básica.

Ayuda a sanar el trauma de nacimiento.

Desactiva temporalmente la mente racional, activando otras formas del pensamiento creativo, como la imaginación y la ensoñación.

Silencia la mente disminuyendo la ansiedad, la angustia y el estrés.

HISTORIA

gotablanca.png

Expande nuestra percepción sensorial, conduciendo a estados profundos de presencia.

Restablece el flujo energético de nuestro ser, activando percepciones trascendentales.

Remueve bloqueos físico-energéticos y emocionales, llevándonos a reconectar con nuestra esencia.

Relaja las barreras del inconsciente, permitiendo un estado dialógico con nuestro propio Ser que posibilita la “descarga” de material que oriente nuestra vida.

El agua tibia, la contención del terapeuta, el silencio y la ingravidez remiten a recordar y revivir el estado intrauterino, con el consiguiente consuelo y nutrición que da el reconectar con el origen.

En ocasiones facilita la vivencia de estados de no-mente que conducen a experimentar lo que varios describen como una “muerte con conciencia”.

El Janzu es una puerta a un conocimiento muy antiguo que solo le pertenece

a la Maestra Agua.

 

Su nombre fue creado en los noventas, por el mexicano Patik (Juan Villatoro), durante su recorrido espiritual por el oriente. Patik, fue el visionario de este Arte, quien soñana con que la bendición del agua llegara a todos, promovía la creatividad que emerge del trabajo acuático y proyectaba una gran comunidad acuática.

En 1998, durante una estancia por México, conoce a María Ornelas con quién comparte su práctica y la visión del Agua. Es así, como florece en María, esta semilla. El fluir del cauce, llevaron a María a convertirse en capacitadora de este Arte. Creó una metodología, una estructura pedagógica,  creó nombres y movimientos que permitieran compartir este conocimiento. Esa semilla creció y se transformó en la Escuela de Artes Acuáticas, que hoy, da frutos tan hermosos, como el Colectivo Agua.